domingo, 29 de enero de 2017

INVASIONES Y REINOS GERMÁNICOS.


En el siglo IV,la llegada de los hunos, de origen mongol, liderados por Atila, provocó los mayores movimientos de población. Los hunos derrotaron a los alanos y a los godos y les obligaron a buscar refugio masivo dentro del Imperio.  Interesante Artículo de Pérez-Reverte sobre este tema.



Pronto surgieron enfrentamientos entre los pueblos emigrantes y Roma. En el 378, los visigodos derrotaron al emperador Valente en Adrianópolis y se extendieron por los Balcanes.


Años más tarde, tras saquear Roma (410) se instalaron en el sur de las Galias con el permiso de Roma (federados) para ocupar después Hispania.


En al año 406, suevos, vándalos y alanos cruzaron el Rhin, saquearon las Galias, y en el año 409 se instalaron en Hispania.


Anglos, jutos y sajones pasaron a las islas Británicas, los burgundios ocuparon la cuenca del Ródano y los francos la parte norte de las Galias.

Los reinos germánicos


Tras las invasiones los reinos germánicos se consolidan en Occidente. Los más importantes fueron el reino franco, el visigodo y el lombardo. se constituyeron en frágiles monarquías hereditarias.

Primeros reinos germánicos

Los germanos que se desplazaban eran poco numerosos respecto a la población romana que habitaba esos territorios. Se desplazaron desde las orillas del mar negro hasta la Península Ibérica y el norte de África.

Los reinos bárbaros más importantes en esta fase fueron:

Reino ostrogodo


Abarcó Italia y dalmacia. Los ostrogodos vivieron momentos de esplendor con Teodorico, pero fueron finalmente absorbidos por el Imperio Romano de Oriente

Reino visigodo


Se extendió por parte de la Galia y la Península Ibérica. tras lograr su unidad territorial con Leovigildo y la unidad religiosa con recadero, se mantuvo hasta el año 711 que , sumido en divisiones internas, cayó bajo dominio musulmán


Reino burgundio


Ocupó en centro de la Galia



De todos ellos únicamente el visigodo subsistiría en la segunda mitad del siglo VI


Consolidación de los reinos germánicos


Los reinos bárbaros que se fundaron en esta segunda parte fueron más duraderos que los anteriores y se llegó en algunos casos a producir una profunda germanización lingüística.

Reino franco: Se instalaron en la Galia tras expulsar a los Visigodos. Su reino se consolidó gracias a Clodoveo.





Los alamanes: se instalaron a orillas del Rhin

La heptarquía anglosajona: Se formó en Gran Bretaña. Anglos, sajones y jutos crearon siete reinos que en el año 827 fueron absorbido en uno solo por Egberto de Wessex